Hoy, vamos a hablar de uno de los servicios de detectives privados en Sevilla menos conocidos: la contravigilancia.

La contravigilancia es un servicio orientado a la detección y neutralización de la vigilancia a la que pudiera estar sometido nuestro cliente.

Estos servicios son solicitados por empresarios y vips, quienes o bien tienen fundadas sospechas o simplemente desean comprobar el grado de vulnerabilidad que ofrecen a un potencial vigilante o espía. ¿Por qué recurren estos clientes a detectives privados, y no utilizan a su propio equipo de seguridad, o a la misma policía? Se recurre a los detectives privados, principalmente por la misma razón que los consultores de seguridad informática más solicitados y mejor pagados del mundo son o han sido hackers. Nadie mejor que un detective privado para asesorar sobre vigilancia y contravigilancia. Al ser expertos en la materia podemos detectar un equipo de vigilancia físico o lógico mejor que nadie (más adelante explicaremos la diferencia). Nadie mejor que nosotros conoce el manejo de las coberturas, de los vehículos y cámaras camufladas, del seguimiento de un vehículo (con y sin tecnología), etc.

Hasta ahora sólo hemos hablado de un plano de la contravigilancia: la contravigilancia física, pero, no podemos dejar de lado otros cruciales planos que cubren también los detectives privados: como el plano más allá del control físico (donde es necesario un contacto visual constante), ya que la vigilancia también puede efectuarse con micrófonos,  cámaras ocultas, balizas GPS con micrófono incorporado (contra los que emplearemos barridos electrónicos), a través de smartphones y la colocación de software espía o la utilización de aplicaciones nativas (los smartphones son una “caja de sorpresas”), o a través de programas espía instalados en nuestro ordenador o tablet (con acceso al mismo físico o remoto), etc.

Si necesita saber si está siendo vigilado: consulte a una agencia de detectives privados.

Si los gobiernos espían masiva e indiscriminadamente: ¿por qué no va a hacerlo un delincuente, o su enemigo, su competidor, su vecino, su esposa, su amante…?

Fotografía: Ludovic Bertron

(Visitas totales: 62, hoy: 1 visitas)