Después de que WhatsApp fuese adquirida por Facebook, y sufriese nuevos problemas de estabilidad en el servicio (además de sus ya conocidos problemas de seguridad) en las últimas semanas algunos de sus competidores se han beneficiado de una importante llegada de usuarios.

La búsqueda de una mayor estabilidad y seguridad son los factores clave detrás de esta migración. El usuario final busca un producto de calidad y toda alternativa que ofrezca un mejor producto es susceptible de ser adoptada ipso facto.

Telegram ha sido uno de los grandes beneficiados del éxodo de usuarios de WhatsApp, pero ¿es su mejor sustituto?. Hace poco mostrábamos las ventajas de Telegram, pero últimamente este app también ha tenido algunos problemas puntuales, e incluso, alguna voz relevante en el mundo de la seguridad ha recomendado usar otras opciones antes que Telegram: como Threema, la navaja Suiza de la mensajería instantánea segura (o al menos una de ellas, puesto que otro conocido competidor en este campo también procede de tierras helvéticas: myEnigma). Otra interesante opción que no hay que perder de vista (todavía no ha salido) es el app de los fundadores de “the pirate bay”, quienes están desarrollando su propio app seguro, cuyo nombre desvela su principal utilidad: Hemlis (“secreto” en sueco).

Como siempre, la decisión final y la diferencia entre el éxito y el fracaso, no dependerá de lo buena o segura que sea el app. La palma se la llevará el app que alcance una masa crítica de usuarios. Por ponerles un ejemplo de esto último: hasta que dejé de usar WhatsApp, podía encontrar en este app a la  mayoría de los contactos de mi agenda: el 90%, aproximadamente. En Telegram sólo tengo el 16% de mi agenda, en Threema el 1% (!), etc.

¿Qué mensajería instantánea recomiendan / usan los detectives privados?

Cualquiera de las apps en el mercado que ofrezca un mínimo de seguridad es una buena opción, porque, para ser sincero, ningún app puede ofrecer o garantizar que sea segura al 100%. El app que hoy es seguro, mañana casi con total seguridad no lo será. Así que, recomendamos que en la medida de las necesidades de seguridad de cada uno, se use el app que provea de un nivel de seguridad aceptable (cifrado asimétrico a ser posible, open source, que el proveedor del servicio no almacene o tenga acceso a los mensajes, servidores propios, etc) y que sea utilizado por las personas con las que nos gustaría estar en contacto (de nada sirve tener el app más seguro del mundo si tu lista de contactos está vacía!).

Nosotros usamos Telegram y Threema. Y si me apuran, en ocasiones, cuando entramos en modo “paranoia”, tratamos de mejorar la seguridad, añadiendo una nueva capa de seguridad en la que nosotros mismos controlamos el cifrado del mensaje o material a enviar (utilizando apps de cifrado que nada tienen que ver con el app de mensajería). Un día de estos hablaremos de alguna de estas apps.

 

(Visitas totales: 29, hoy: 1 visitas)