A menudo, tenemos ocasión de leer en la prensa noticias sobre la retirada de la pensión compensatoria a mujeres, por haber rehecho su vida afectiva al lado de una nueva pareja y haber sido descubierta por detectives privados.

Estas noticias no dejan de ser la punta del iceberg de un fenómeno que los detectives privados presenciamos e investigamos a diario.

Las agencias de detectives suelen recibir un gran número de solicitudes de presupuesto y encargos para acreditar este tipo de situaciones, donde una mujer, pese a haber mejorado su situación económica al haber encontrado un empleo o por tener una nueva pareja, continua percibiendo la pensión compensatoria de su ex marido.

La casuística que nos solemos encontrar es muy variada, pero suele predominar la picaresca:

LAS RELACIONES FANTASMA

Afortunadamente, en la actualidad, la justicia acepta extinguir una pensión compensatoria con la acreditación de la existencia de una ocupación laboral, aunque se realice en economía sumergida, o con que se acredite que existe una relación sentimental estable, con visos de permanencia, es decir, la existencia de convivencia marital mediante relación pública (conocida por vecinos, amigos, familiares, etc) y que ésta sea estable y no fruto de una noche.

Esto último es especialmente importante, debido a que nos solemos enfrentar a casos en los que la pareja toma numerosas medidas para evitar que la relación se conozca, llegándose a no residir juntos, precisamente para obstaculizar y evitar la detección de estos hechos. Esta afán, no persigue otro fin que el de tratar de “blindar” la pensión compensatoria el mayor tiempo posible y poder así seguir disfrutando todos los meses de ese “ingreso adicional”, especialmente en tiempos de crisis económica.

Que la realidad no le confunda. Estas situaciones no son fruto de que la crisis agudice el ingenio de las personas. La gente es capaz de esto y de mucho más. Los detectives privados hemos llegado a conocer y acreditar falsos divorcios (realización del trámite sin llegar a una separación real) para que los hijos del “extinto” matrimonio puedan ingresar en determinados centros educativos, al obtener estos menores más puntos, por proceder de una “familia desestructurada”. Hecha la ley, hecha la trampa.

Sigamos con las pensiones y cómo poder extinguirlas si se dan los hechos que exige la ley.

¿Cómo acreditar una pensión compensatoria “improcedente”?

Los dos pilares de un servicio de investigación de estas características serán el análisis y la acreditación de que el investigado (sujeto pasivo de la investigación) tiene una nueva relación sentimental o de que trabaja.

Ambos objetos investigativos se desarrollarán tanto en el plano físico (servicios de observación y control presenciales, seguimientos, obtención de información de vecinos, familiares, etc) como en el plano digital (búsqueda de información en redes sociales, etc).

Investigación de adolescentes o jóvenes ninis

INVESTIGANDO NINIS

Además de la pensión compensatoria, los detectives privados somos requeridos para investigar y acreditar aquellos hechos que puedan extinguir la pensión alimenticia.

La pensión alimenticia tiene un fin inequívoco, y es que el progenitor contribuya al sostenimiento de sus hijos, hasta que éstos puedan valerse por sí mismos.

Hasta aquí, todos podremos estar de acuerdo con una medida así, pero, ¿y si el destinatario de esta ayuda fuera un joven de veintitantos años que se pasa el día en su casa jugando a la play station, cuando no está tirado en un parque bebiendo “litronas” y fumando “hierba” con sus amigos?

A nadie le cogerá por sorpresa el término “nini”, aquel que describe al joven (o no tan joven) que ni estudia, ni trabaja.

Este fenómeno, desafortunadamente, está muy extendido, pero si además, está “subvencionado” por un adulto, entonces se da con mayor frecuencia. Estamos hablando de las pensiones alimenticias que se destinan a sufragar la disoluta y despreocupada vida de los ninis.

Los ninis son fácilmente identificables. En el plano laboral, ni tienen empleo, ni hacen nada por obtener uno. En el plano educativo, a pesar de tener una edad superior a la veintena, el nini o bien no estudia nada o simplemente se cuida de matricularse cada curso, no vaya a ser que “salte la liebre” y se quede sin su “subvención” paterna.

Las circunstancias anteriormente mencionadas: situación de desempleo, junto a que no haya constancia de una búsqueda activa de trabajo, así como no estar matriculado en unos estudios, o estar cursando estudios sin aprovechamiento, podrían ser causas suficientes de extinción de la pensión alimenticia del mayor de edad perceptor.

En estos casos, donde se sospeche o se tenga la convicción de que estos hechos pudieran estar sucediendo, será necesaria la intervención de una agencia de detectives privados, puesto que son los únicos que podrán acreditar de manera sólida e inequívoca que se cumplen las causas que posibilitan la extinción de la pensión alimenticia del joven.

Si conoce a alguien en esta situación o si es usted mismo o su defendido quien la está padeciendo, no lo dude y solicite información sobre cómo solucionar este problema, de una manera rápida y efectiva.

Solicite información sobre otro tipo de investigaciones relacionadas: investigación económica y de medios de vida ante impagos reiterados de la pensión alimenticia (donde el infractor se declara insolvente y sin fuentes de ingresos, siendo éstos en economía sumergida), investigación de uso de la custodia, etc.

(Visitas totales: 55, hoy: 1 visitas)